TU VICTORIA ESTA ASEGURADA SI TAN SOLO CREES.

Introducción e imágenes por Juan Quintero Director de http://www.panamae.com, El contenido llega a usted por cortesía de Aquilino Ortega Luna.

Introducción: No importa en el país que te encuentres, ni las dificultades que estés pasando, ni mucho menos los desórdenes que ocurran dentro de tu país, lo importante que si estás agarrado de la mano de Jesús, él te protegerá para que se cumpla su palabra en ti: No temas ni desmalles porque Yo Soy Jehová tu Dios, Soy tu Guardador de día y de noche. Descansa en Mí y Yo haré, dice el Señor

La Biblia es poder

Pon en tu corazón la Biblia

Contenido: Por Aquilino Ortega Luna:

Hoy es uno de esos días en los que quieres dejarlo todo y volverte atrás, porque las cosas no salieron según lo planeaste y tus fuerzas no te alcanzan para recorrer el resto del camino hacia tu milagro.
La capacidad de esperar se te ha agotado, las lágrimas no son suficientes y piensas que Dios ha dejado de sostenerte o que ha ocultado su oído para escuchar tus súplicas.
No te des por vencido, Dios sigue a tu lado, él va caminando contigo en los días en los que atraviesas por el fuego de la prueba y desesperación.
Dios es capaz de sostenerte y llevarte hasta el final del camino de fe sin tan sólo crees, a pesar de que tus fuerzas se terminen y sientas que no quieres continuar.
Él da esfuerzo al cansado, y multiplica las fuerzas al que no tiene ningunas. Los muchachos se fatigan y se cansan, los jóvenes flaquean y caen; pero los que esperan a Jehová tendrán nuevas fuerzas; levantarán alas como las águilas; correrán, y no se cansarán; caminarán, y no se fatigarán.(Isaías 40:29-31).
No te impacientes ni te desesperes. Los días de angustia están dentro del capítulo de tu formación y reconstrucción. Recuerda que Dios no sólo reconstruye lo que está destruido sino que también lo renueva.
En el Señor tu pasado desapareció; para él solo existe tu presente, en el que acabas de entrar, y un futuro maravilloso por recorrer tomado de su mano.
En este día no temas si sientes que no puedes más y que tus fuerzas se agotan, agárrate de la mano de Jesús porque “él da esfuerzo al cansado, y multiplica las fuerzas al que no tiene ningunas”.
Dios te ama con un amor eterno y dulce y él lo que promete lo cumple y su promesa involucra, rescatarte de los tiempos de angustia y desesperación, escuchar tus súplicas y honrar y coronar tu vida de favores.
Abandónate en tu tiempo tristeza y soledad al rescate del tu “Padre Amado” y determina humillarte para que te transformes en un instrumento de bendición y honra en sus manos.
Dios no dejará que mueras en el desierto de la angustia y la desesperación, él te conoce a la perfección y sabe hasta donde puedes aguantar el calor de la prueba.
El Señor nunca te ha dejado sólo, él ha estado pendiente de ti todos estos días.
El otro día mientras llorabas él quería consolarte, pero tu autosuficiencia y enojo a raíz del tiempo de dolor que enfrentabas, no permitió que Dios te consolara con sus brazos.
Jesús mira cuando lloras y quisiera que no lloraras más, él quisiera abrazarte y decirte: “No estás solo, no estás sola”.
Pero estás tan inmerso en tus ideas, que no le permites al Espíritu Santo llegar hasta ti y arroparte con su poder consolador.
Entrégale tus cargas y lo que te aflige a Jesús, él quiere ministrar tu vida y hacerte sentir su gran amor por ti.
Dios nunca se apartó de ti en los tiempos de soledad, siempre estaba allí, pero te dejó defenderte sólo con la intención de que te hicieras más fuerte.
¡Ora y reclama la presencia del Espíritu Santo en tu vida!
Cierra los ojos, permite que Dios se muestre en tu vida, en medio de la angustia sentirás que el Maestro está más cerca de tu vida de lo que habías pensado. El enjugará toda lágrima y traerá paz a tu vida si tan sólo puedes creer.
Alaba a Dios que él no está tan lejos como a veces parece y tú no estás tan sólo como muchas veces has pensado en los días de dificultad.
El Señor está a tu lado, de hecho esta junto a ti en este momento que disfrutas de la lectura de esta palabra. Ríndete por completo a su poderoso amor que todo lo transforma, que todo lo perdona.
Descansa de tus problemas, deja que el Espíritu Santo te abrace, disfruta el sentirte amado por el Dios de los cielos, y confía que el que “todo lo puede” nunca se apartará de ti.
Hoy vas a conquistar lo imposible, hoy es el día para que te levantes en victoria, tomes fuerzas en Dios y des pasos firmes hacia tus anhelos.
Tomado de la mano de Jehová nada ni nadie te detendrá en el camino hacia tu victoria.
La condición de fracaso es historia, fuiste llamado a vencer en el nombre de Jesucristo, que es nombre sobre todo nombre.
Hoy es el día para comenzar de nuevo. Para alcanzarlo y conquistarlo todo, llénate de ánimo.

Anuncios